sábado, 27 de agosto de 2016

noches de radio























Si  de imaginación hablamos, la radio es el lugar esencial.
Este medio audiovisual, audio parlante y visual imaginario, en muchas casos constituye un lugar de formación. 

Revisando los rincones de la memoria aparecen imágenes de indeleble matiz.
En los '70s, a nuestros 16, 17 años aparece la FM en Argentina y la música comienza a ocupar un sitial de honor en esas transmisiones. 
El notable cambio de calidad en el sonido, el rock que comenzaba su despliegue y nuestra curiosidad sin límite, conformaron una trilogía que, inevitablemente, cambió el curso de la vida.
Como no recordar esas noches mitológicas en las que, con mi querido amigo Alfredo, íbamos al estudio de la calle Maipú de la hoy Radio Nacional, para presenciar en vivo la transmisión de "Música con Ton, Son... y Williams", uno de los pocos programas que existían dedicados a la música beat, como se llamaba entonces.
Las 5 de la mañana nos encontraba felices volviendo a pie por la avenida Rivadavia

Las AM y FM convivieron desde entonces en una cadencia constante, alejada de horarios, inmersos en noches de entregas, noches de soledad y de amigos.

Siempre la radio.

Después llegaron los programas de autor, los conducidos por gente infinitamente enamorada de la música, "El Tren Fantasma", de Omar Cerasuolo, "El Intruso" de Marcelo Morales, "Animal de Radio" y "Radio Bangkok" del querido Lalo Mir y los entrañables "La Casa del Rock Naciente" del amigo Alfredo Rosso y "Algo Está Pasando" del amigo Claudio Kleiman, entre otras muchas imborrables producciones radiales.

Siempre la radio.

Voces increíbles, músicas que irrumpieron en nuestra humanidad, aprendizajes eternos y paisajes de fantasía . Todo eso es la radio.

Vayan estas palabras para aquellos que se han transformado en parte de nuestra vida y de nuestra historia.
96 años de radio en Argentina, salud!

Abrazo
Gustavo Barbosa

para mis amigos, los Alfredos y Claudio, con infinito afecto



sábado, 13 de agosto de 2016

políticas




Allá por los '70s no militar en política era impensado.
Algunos, muy pocos, militábamos de otras maneras. Cultivábamos la música y sus alrededores. El incipiente rock.
Toda una decisión en el medio de una tremenda violencia.
Todo un posicionamiento que muy lejos estaba de atender un aspecto frívolo y liviano.
Era apostar a la no violencia y al concepto que años después el Flaco Spinetta diría tan bien en su tema "Cuando el arte ataque".

La vida tiene vueltas impensadas y mientras uno va ejerciendo ésto de vivir, los acontecimientos se priorizan proponiéndonos nuevas formas.
Hoy la música y la política se han transformado en unívocas, y ambas configuran los retazos de rebeldía que permanecen en pie.
El sonido de esta época no permite la indiferencia, estar donde estamos implica desarrollar otras formas de resistencia.No hay otro camino. 

El autor alemán Bertolt Brecht lo señala de manera impecable:

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha su pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales."

Abrazo
Gustavo Barbosa

para estos días de Madres

Agradecimiento especial al amigo Alfredo por esta perla

fotografía: autor desconocido




martes, 9 de agosto de 2016

hilvanes



































A veces la vida te envuelve en sutiles enredos,
y en el medio de semejante tumulto es difícil discernir entre lo real y lo imaginado, entre lo posible y la fantasía, entre la vivencia y una imagen, entre el pasado y el futuro.

Como si viviéramos hilvanado escenas para algún día dedicarnos a la puntada definitiva.

Los que vivimos, enseñamos, aprendemos, abrevamos, nos apasionamos y sufrimos en el universo del proyecto, ejercemos esta constante condición de prearmar una realidad repleta de escenarios de fantasía que se gestan en nuestra imaginación para muchas veces perderse en los confines de la deconstrucción y otras tantas materializarse en trans realidades asombrosas.

Hiper realidades, como diría el amigo Baudrilliard, con quien tuve el placer de compartir una cena de amigos.

Muchas vidas en una vida, muchas realidades en una realidad, quien puede diferenciar el hilván del punto que define?

Cada minuto es una otra vida, cada proyecto es una otra vida.

Lo impresionante, lo que verdaderamente impresiona es darte cuenta que un buen día estás trazando los puntos definitivos, los que te ganaste en los infinitos intentos del tránsito definitivo.

Nos reencontramos en unos días mis queridos, con lo que haya quedado de nosotros.
Como siempre, un verdadero placer

Abrazo
Gustavo Barbosa

fotografía: Tony Luciani


martes, 26 de julio de 2016

cinerama






































Se dice del cine que es el 7º arte
Nada más acertado, quizás es así solo por su juventud.
Así están las cosas y su clasificación:

el teatro
la escultura y la arquitectura
la pintura
la música
la danza
la poesía
el cine

Podríamos alterar ese orden según nuestra manera de estar en el planeta,
según nuestra sensibilidad, según nuestra capacidad de usar la piel como nuestro órgano superior, según nuestra capacidad de atravesar la realidad con recuerdos y emociones de factura propia.
Quizás yo pondría la música primera, quizás vos, querido lector, pondrías la danza en el cuadro de honor, quizás, quizás, quizás...
Pero hay espacio para todas; porque todas hacen de nosotros, los humanos, un algo mejor, un alguien que se puede conmover con ciertas imágenes, con ciertos sonidos, con otras formas de la vida. La que vamos diseñando.

Vivir tiene una fuerte impronta emocional y algunos días ésto te pasa desapercibido porque estás ocupado en otras cosas como decía el amigo John. En otros la vida se te cae encima como un baldazo que te moja hasta los huesos. 

Las artes te lo recuerdan cada día, cada vez que se te pianta una lágrima cuando escuchás esa música que amas hasta el último compás o cuando mirás por décima vez esa película que te hace llorar cada vez.

Nuestra facultad gira en torno a estas artes, se alimenta en parte de ellas y las incorpora como referentes constitutivas. Nuestras disciplinas abrevan en estas magnas sutilezas y por eso nos enaltecen, a todos y a cada momento.

Hay muchas escenas en muchas películas que nos han transformado al instalarse en nosotros como reservorios de energía emocional.Cada uno tendrá su ranking, desde la que te pegó en la infancia, hasta la que, ya creciditos, nos trasladó a mundos imaginarios, celestiales u oscuritos nomás.

Abrazo
Gustavo Barbosa 


sábado, 23 de julio de 2016

días de jury



En la Carrera de Arquitectura de la Fadu, desde hace unos 15 años, se instaló la experiencia de que los estudiantes de la última materia PA, sean examinados por un tribunal de profesores que evalúan y califican sus entregas finales. Esta evaluación no es vinculante pero influye en la nota final que expide la Cátedra de origen. 
Desde el año 2015,se invita a profesores de otras áreas de la Carrera, lo que intenta generar otras discusiones y otras miradas críticas posibles.
Nos ha tocado participar, en nuestro rol de profesores del área de Morfología, en estos tribunales. Una interesante experiencia.
No es mi intención, en esta entrada, polemizar sobre el mecanismo, ni decir que estamos bastante lejos del formato de docente de la materia en cuestión, ni siquiera cuestionar la casi imposible tarea de evaluar un resultado en 15 minutos. Nada de eso.

Al decantar el esfuerzo de los 3 días, subsumidos por la gélida condición atmosférica de nuestro querido Pabellón 3, acorde a las imposiciones presupuestarias del gobierno nacional de turno, en lo personal elijo quedarme con la visión del ciclo que se cierra.
Nosotros les abrimos la puerta de este alocado universo de la Fadu y muchas veces, en el tiempo, les perdemos el rastro en medio de la arrebatadora masividad. 

Varios de los estudiantes que pasaron por mi tribunal, se recibían con esta materia, un momento quizás único. 
Me resultó muy conmovedor ser testigo de como se cierra un ciclo y se abre otro, el de la vida profesional, en esta interminable cadena en la que nos vamos cruzando, sonrisas de por medio. Quizás ese sea el intercambio fundamental que queda grabado en nuestra humanidad, mucho más allá de conocimientos y experiencias.

Salud, abrazos y a festejar!
Gustavo Barbosa


 

martes, 12 de julio de 2016

lo que se dice y lo que se escucha































La palabra es la llave que nos abre la puerta al otro, al prójimo, ese que está ahí, al alcance de nuestra voz.

Palabras plenas, palabras huecas, quien las define?
Palabras dichas, palabras escritas, palabras en red, cual es nuestra elegida?
Palabras amables, agresivas, melifluas o impertinentes, cuando están solas parecen inofensivas, mancomunadas con otras, pueden construir belleza, conocimiento o demoler al más pintado

Las palabras han construido la cultura desde tiempos inmemoriales. Los idiomas, los signos y toda la carga humanística, han usado la palabra como la clave que nos permite vivir en sociedad.
Claro que todo ésto no garantiza que nos entendamos, éso ya es otra cuestión.

Algunos años de terapia me han facilitado entender que muchas veces uno afirma una cosa y el otro escucha otra. Uno se convence de su claridad supina y el otro escucha cualquier cosa, no porque no escuche, sino porque toda su subjetividad se interpone fatalmente entre el uno y el otro. 

En ese punto se establecen las estructuras que conforman nuestras sociedades, en la manera de acomodar esas subjetivaciones con el objetivo de entendernos, o no. O no?
Las parejas saben de ésto, es la base del acuerdo.

En los mundos educacionales estos procesos parecen esenciales, incluyendo nuestro atípico mundo proyectual. Me detengo aquí. Si muchas veces cuesta hacernos entender con las viejas palabras, como hacernos entender con dibujitos?

Se dan cuenta de la insondable complejidad que abrimos cuando trazamos líneas, de ninguna manera ingenuas?

Ese es nuestro escenario, nosotros lo aprendemos, lo entendemos y lo gozamos, O no?
Difícil explicarlo, al menos con palabras, quizás solo podamos explicitarlo con más imágenes, sumando un remolino al gran alboroto universal.

Abrazo sin palabras
Gustavo Barbosa

fotografía: Constantin Gabriel Bogdan



sábado, 9 de julio de 2016

200



Pensé mucho que escribir
Pensé que quería escribir
Pensé que tenía que escribir

Nos toca transitar los primeros 200 años de nuestra Independencia, en un momento de polémicas tensiones sociales, en las que muchos nos miramos inmersos en pasiones que por momentos parecen irreconciliables y de las que parece difícil permanecer ajeno.

200 años de argentinidad nos han golpeado innumerables veces con la realidad del país que ha resistido golpes de todo tipo y color, con momentos aciagos, terribles, crueles, injustos y capaces de desmoralizar al más corajudo.
Sin embrago acá estamos. De pie.
Y acá estaremos, desafiando el olvido, la traición y la actitud cipaya del gobierno de turno.

Acá estamos Argentina!
Con la memoria intacta
Salud!

Gustavo Barbosa

Pensé mucho como ilustrar esta entrada, que música y que imágenes traer
Este video resume mi emoción de hoy. En la época en que el rock se instaló en nuestras vidas, hubo géneros musicales irreconciliables, artistas amados y otros denostados, así, con apasionada vehemencia.
El tema de León y este maravilloso video han hilvanado buena parte de esta historia en un muy sentido homenaje a los muertos de la Amia, que podrían ser otros muertos, los de todos nosotros. Estas increíbles voces dicen mejor que mis palabras lo importante de estar de pie, en pos de algo trascendente, para nosotros y para los que nos sigan.
Gracias queridos músicos, por tanto...