viernes, 31 de diciembre de 2010

veinte once

Allá por el ´73 yo tenía 19 años, como hoy muchos de ustedes.
Faltaban 27 años para el 2000, un hecho que nos mantenía
alejados y reparados de tamaño punto de inflexión.
Pero llegó el 2000...y también llegó el 2010
Y en un par de días, llega el 2011

Y habrán transcurrido 38 años desde aquel 1973.

Dejo librado a la imaginación de cada uno donde los
encontrará el próximo período de 38 años,
ya que el solo pensamiento me agota.
(y el averno me abrirá sus puertas mucho antes...)

El planeta renueva su energía
con cada cambio de calendario.
El planeta en realidad nos debe mirar con cierta sorna,
mientras sigue con su popia rutina.
Nosotros, sus depredadores, nos aferramos
a ciertas fechas con la esperanza de volver a empezar.

Vuelvo a recurrir a Divito y sus chicas
para ilustrar nuestra bienvenida al 2011,
al son de sus tambores y sus huellas imborrables.

Dejo para el espacio personal en cada uno de nosotros,
el recuerdo de los que se fueron,
los que son y los que serán.

Dibujo Barbosa será 2011 y tercamente
seguiremos buscando ampliar la realidad,
pensando y repensando el sentido de nuestro
deambular por estos queridos talleres.

2009, 2010, 2011...
gracias a todos y cada uno de los que somos
Gustavo Barbosa

imagen: Museo del Dibujo - Guillermo Divito

jueves, 23 de diciembre de 2010

de reconstrucciones

























en esta época del año proclive a balances,
evaluaciones, listas de lo mejor de...., augurios y
demás mensajes más o menos bienintencionados,
sospechosamente comercializados, prolijamente
emitidos y demás variables,
me permito pensar en que fenómenos
nos movilizan por estas horas

recuerdos de alguna niñez perdida,
esperanzas de mundos mejores,
sueños ilusionados de atentados a shoppings amenazantes, 
pronósticos de comilonas desmedidas y correspondientes
botellas inagotables,
pesadillas de descartables familias invasoras,
todo en una ensalada que nos
encuentra en general agotados, limados
y consecuentemente descerebrados

espíritus navideños, años nuevos en ciernes

miles de seres un poco obedientes, intentado festejos,
reencuentros y recuerdos
bombardeados por megaempresas que han comprado
el espacio festejante y nos lo venden
en un formato artero y siniestro




















prefiero pensar esta época como un principio
de reconstrucción personal,
un momento reparador,
de pequeños gestos de amabilidad hacia
el propio ser que llevamos con nosotros
desde que nacimos

ínfimos momentos de mirarnos
en espejos propios ( espejito dime tú...)
fugaces altos en el camino,
para alzar esta copa con alguna estrella,
la que elijas,
la que te guía un poco el camino,
solo un poco...

abrazos a todos
los que están y los que vendrán
Gustavo Barbosa

imágenes: Fredrik Ödman

viernes, 17 de diciembre de 2010

de sonrisas y lágrimas
























Si de relaciones remotas se trata, hoy éstas se detonan en mi,
por la muerte del director de cine Blake Edwards (1922-2010).
Y trataré de relacionar este suceso con nuestra propia escena.

Este cineasta dirigió, entre otras muchas, "La pantera rosa" (1963)
y " La fiesta inolvidable" (1968). Y es a partir de estas películas,
que comienza esta historia para mi.
En ellas se reunieron el citado Blake y
el actor inglés Peter Sellers (1925-1980), evento que se repetiría
en seis oportunidades.
Estos tipos han creado universos paralelos. Universos
donde seguramente también conviven los Capusotto,
Mel Brooks, Jerry Lewis y siga la lista. 

"...nos activamos en la comedias", decía Edwards, "tuvimos suerte
de encontrarnos porque los dos teníamos mucho respeto por ellas.
No podía resistirme a aquellos momentos cuando cuajábamos.
Y si me preguntan quien contribuyó más a aquellas cosas,
nunca hubieran sucedido si los dos no nos hubiéramos involucrado,
aunque esto no siempre fuera alegre..."

La risa y la seriedad.
Un dueto efectivo.

Hacemos un culto de esto.
      
La risa, la sonrisa y derivados, rompen con estructuras
cerradas, pacatas, imbéciles.
Vehículos de bienestares, luces y colores,
el órgano de estados superiores.

Y después de la risa que?

Son las risas serias las que me interesan. Es en este
"par dialéctico", donde intentamos pararnos.
Risas de cualquier color pero nunca bobas.
Risas que limpian, despejan y abren nuevas puertas.
Risas que relajan, predisponen, y desplazan.
Risas transgresoras, subversivas y desmistificadoras.
Esas que dejan el territorio en paz para después poder reflexionar.
Trabajar y transpirar.
Con una sonrisa grabada en la cara.

Este es y será el signo de nuestros talleres.

Tengo un enorme cariño por estos dos señores.
Me mostraron con maestría  esta cosa tan simple,
la de teñir todo con sonrisas.

Me imagino con alegría este re encuentro.
Donde sea.
Y con esta cosa mágica de reirse hasta llorar!

Saludos a todos
Gustavo Barbosa

video

jueves, 9 de diciembre de 2010

leves fronteras

en tránsito hacia un estado de introspección,
de carácter reconstituyente,
escucho la siguiente pregunta:

que hacés en tu tiempo libre? 

parece ser una pregunta aceptada y socializada,
como si los tiempos se dividieran en ocupados y libres,
lo cual podría asociar ocupado con  maniatado y libre con movimiento,
o las múltiples lecturas que cada uno quiera darle

y empiezo a desplegar el menú:
que hacemos cuando estamos ocupados?
que hacemos cuando estamos libres?

que tan entrelazados están los conceptos?
nos ocupamos para poder tener tiempo libre?
o tenemos tiempo libre para poder encarar el tiempo ocupado?

ocupado asociable con hacer
libre asociable con ser

probablemente esta  profesión ligada a lo creativo,
como arquitecto y como docente,
atraviesa estos conceptos con una pasmosa facilidad,
y con cierta  desconcertante actitud

este sitio en sí mismo, ha logrado atravesar
estas fronteras de los tiempos,
se ha mimetizado con la cualidad del taller,
aquella del pensar que hace,
y la del hacer que piensa

como operan estos estados de pensamiento pensante,
o sea, del ir siendo y pensante?

un curso, otro curso...y otro

un eterno entrelazamiento de acciones

quizás para toda la vida...

saludos
Gustavo Barbosa


imagen: Chris Anthony

sábado, 4 de diciembre de 2010

caminos




















un alto en el camino
un momento de despedida
un momento de evaluación

abrazos que compensan la nostalgia

gracias  a todos,
a cada uno de ustedes queridos estudiantes,
y a cada uno de los docentes

Todo toma sentido en estos momentos!

mi mejor abrazo para todos

Gustavo Barbosa
sábado 4 de diciembre,

mirando el 2011