sábado, 19 de febrero de 2011

los mayores






































Los mayores nos preceden
transitan el camino que se abre a nosotros
caminan, tropiezan, observan,
nos dejan sus miradas sobre el mundo

Es difícil igualar las experiencias,
los caminos ya no son los mismos
a la hora de nuestro propio transitar,
y es difícil trasladar las cuestiones...

Nos encontramos con nuestros mayores
y nos encontramos con sus vestigios,

Que de real tienen estos encuentros?
imágenes, consistencias, realidades?

Vivimos entre estas imágenes fantasmales?
o en nuestra vigencia las hacemos existir?

Laurie  Anderson en su tema "The beginning of memory"
( El comienzo de la memoria), relata esta increíble
imagen:

..." esta es una corta historia de antes de que el mundo
comenzara. De un tiempo en que no había tierra.
Solo aire y pájaros por todos lados.
El tema era que no había lugar donde aterrizar,
porque no había tierra. Entonces ellos solo volaban en círculos
porque esto era antes de que el mundo comenzara.
Y el sonido era ensordecedor.
Cantos de pájaro por todos lados
Billones y billones de pájaros.

Uno de estos pájaros era una alondra
y un día su padre murió.
Y esto era un gran problema porque que deberían
hacer con su cuerpo?
No había donde poner el cuerpo
porque no había tierra.

Finalmente la alondra halló la solución,
decidió enterrar a su padre en el fondo de su propia cabeza...

Y este fue el comienzo de la memoria.
Porque antes de esto nadie podía recordar algo.
Solo volaban en círculos,
en enormes círculos..."

Entre estas imágenes oníricas también
se encuentra nuestra labor, la docencia.
En el tránsito y en el transitar,
en algunos encuentros,
de mano en mano, y con una gran emoción.

Entre los fantasmas de los mayores
Entre los que nos preceden y los que nos suceden

video

Gustavo Barbosa

dibujo: " Mr Bill" Justin Meyers
video: Laurie Anderson "The beginning of memory"
       Homeland

sábado, 12 de febrero de 2011

que mirás?

que mirás cuando no mirás?

si desde el primer berrido
hasta el último estertor,
nuestra energía se despliega en este escenario
de múltiples maneras,
anodinas, brillantes, rutinarias, caóticas,
simples, demoníacas, complicadas, torturadas,
acolchonadas, efímeras, eternas, estúpidas, nefastas,
planteamos formas de transitar este planeta
dejando huellas,
o nada, ni la más leve señal

las huellas...

nuestra porción del mundo tiene que ver con los objetos,
y con la relación que el resto de los mortales
establece con ellos ( y nosotros también):

los objetos y la gente
los objetos sin la gente
los objetos al lado de la gente
los objetos dentro de la gente...

nos centramos en los objetos
los miramos, los imaginamos,
los diseñamos,
creamos

la señora de al lado,
el niño de arriba,
el señor de la otra cuadra,
como son con sus objetos?
como son sin sus objetos?
los usan? se dejan usar?
se someten? los someten?
los sufren? los disfrutan?

es interesante mirar a la gente y pensar esas relaciones
aún cuando no estamos mirando,
si quizás hasta sean más importantes las huellas
que los mismísimos objetos 

me voy a mirar la tele...
o ella me mira a mí?

Gustavo Barbosa

imágenes: Danielle Tunstall

viernes, 4 de febrero de 2011

un paso atrás

























vivo en los suburbios de Buenos Aires,
en lo que los asépticos urbanistas llaman el 3° cordón,
calles de tierra, no tengo cloacas y no tengo agua corriente,
lo que en el lenguaje melodramático de los noticieros de TV,
bien podría ser denominado un barrio carenciado...

nada más lejos

para que traigo esto?
mientras escucho el bombeador que llena el tanque de agua,
estoy mirando con suma atención un documental de
Cosima Dannoritzer que se llama " Comprar, tirar, comprar"
publicado por el canal TVE de España y al que llegué por
la nota de Pag.12 "Mil horas" de Mariano Kairuz

el video en sus 52´17", describe con crudeza ciertas
conductas de la sociedad de consumo en la que nos toca jugar,
principalmente conductas de los fabricantes de productos
que utilizamos a diario, por ejemplo
las lamparitas incandescentes
y su manipulada vida útil

instantáneamente pienso en nosotros, los diseñadores
como parte de esta enorme responsabilidad social,
aquella de fabricar, tirar, generar residuos y hacernos
todos los boludos con absoluto desparpajo

el bombeador de agua al que hacía referencia más arriba
tiene al menos 50 años de vida y ahí está, bombeando,
y cumpliendo otra función interesante: cada vez que arranca
( y se hace oír!) me recuerda con precisión el valor del agua,
el tema del consumo, y que el hecho de que
cuando abrimos una canilla, el agua que surge
no es un efecto de la magia, sino
de un proceso, al menos costoso

recuerdo los enojos de mi abuela
cuando pretendíamos llevar alguno de sus aparatos
a reparar: indignada imaginaba que le iban
a sacar todos los elementos y ponerle nuevos
que no iban a durar nada!
nosotros nos reíamos, hoy pienso en sus imágenes
premonitorias

me encantan estas miradas desde la retaguardia,
como las que propone el video en cuestión,
permiten adoptar un panorama más completo
y más complejo de nuestro derredor, 
el que vemos y el que no

nosotros vivimos dedicados a diseñar objetos,
como es nuestra relación con ellos?
que romance mantenemos con la tecnología,
esa endiosada fuente de frustación!?

este programa no me permite subir tamaño video,
invito con énfasis
a "perder" 52 minutos y sentirnos parte,
o no

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20110109/comprar-tirar-comprar/983391.shtml

abrazos con tiempo
Gustavo Barbosa