domingo, 31 de julio de 2011

impaciencia











"Intranquilidad producida por algo que no acaba de llegar"


Dice el diccionario, y me parece prudente tratar de entender esa definición, mientras pienso que buena parte de ciertos desajustes de nuestros días, tienen que ver con la impaciencia.
Nos han vendido y hemos comprado la necesidad de lo inmediato. La conexión de internel debe ser fulgurante, no hay que esperar nada, quiero ya, no se para que, pero ya! 
La impaciencia ha instalado la pornografía a desmedro de las sutilezas de lo erótico. Quiero ver todo ya!, para después ahogarme en el mar del aburrimiento y la obviedad.
No podríamos concebir hoy que una noticia demore más de unos minutos en aparecer, aún con el riesgo de sea solo un rumor sin fundamento. Casi que las noticias podrían acontecer antes que los hechos. Nadie notaría la diferencia.
La bendita telefonía celular te transforma en un ser disponible 24 horas, y en todo sitio..."como no me atendiste??!!"...y todos compramos ese discurso. Piezas de un juego ligeramente macabro, con las que se va conformando un mapa de indiscriminada visibilidad. GPSs, cámaras, micrófonos, señores de seguridad por doquier, van ensamblando estas redes de ubicación permanente. 
Prueben no atender ningún teléfono por unas horas, y probablemente terminen tomando el té con los bomberos que vendrán a rescatarlos de los peligros inminentes, enviados por algún familiar paranoico.
Los automovilistas transgreden la propiedad de la impenetrabilidad de los cuerpos sólidos, y rompen con aquel mítico pensamiento de que dos objetos no pueden ocupar el mismo espacio a la vez. Tengo que pasar a como dé lugar! Claro, la publicidad de los vehículos, muestra bucólicos caminos con la sola compañía del viento, para llevar a niños insoportables envueltos en climas familiares deliciosos..."de donde salieron tantos autos??"...
Los docentes nos devanamos el cerebro buscando estrategias pedagógicas para concitar la atención de un alumnado que año tras año achica el margen de atención posible. Quizás en breve dispongamos de clases teóricas inyectables u orales en el peor de los casos. Orales de tragar vía oral. Por la boca, digo.
Claro, también hay docentes con la paciencia arrasada por la impotencia..."vos tampoco me entendés??"...


Ya, ya, ya!!


En el otro extremo de este canibalismo temporal, algunos procesos siguen impertérritos.
Los embarazos duran los mismos 9 meses de siempre, las estaciones cambian cada 3 meses, aunque por momentos cueste distinguirlas, nacemos y morimos a la hora señalada en la agenda correspondiente que vaya uno a saber donde está guardada.


Hacia donde voy con tanta palabra?
Los procesos de nuestra entidad pensante serán pasibles de aceleraciones? 
La ideación es factible de transformarse en una acción instantánea?
Existe un acelerante de ideas?


Espero que no. A costa de ser reaccionario, prefiero pensar que lápiz en mano, podemos discurrir en un diálogo interno intemporal, alejado de la presión de la impaciencia comprada con descuento por sprayette.


Saludos mientras pienso
Gustavo Barbosa





imágenes: Liniers - Benjamín Kanarek - Jarek Kubicki

viernes, 29 de julio de 2011

45

Archivo:Manzana de las Luces puerta de la ex Facultad UBA 1.jpg




No hace 450 años, solo 45. 
Hace hoy, 45 años de un momento lamentable para la UBA.


En los próximos días la Universidad de Buenos Aires cumple 190 años de su fundación,
y me parece imprescindible no dejar de trabajar nuestro pensamiento sobre el significado de pertenecer a tamaña institución.
Siempre intento un pensamiento sobre la pertenencia, porque creo que en esa sensación, está la clave del compromiso con los demás. Con los otros. Y nosotros.
Hace 45 años que intentaron romper con ésto.
En cada gesto que hacemos dentro de nuestros talleres, crece la capacidad de creer en algo.
En todos. Aunque pensemos distinto.
Es también parte del aprendizaje.


Gustavo Barbosa




video

martes, 26 de julio de 2011

me entendés?


















sólo buscando preguntas
que mantengan las puertas abiertas
y sospechando de las respuestas, que a veces solo las cierran,
me pregunto cuando, como, donde es el momento exacto 
en el que nos entendemos con el otro?
el otro humano, digo
un tema clave para nuestro mundo académico


como, cuando, donde, parecen precisiones demasiado rigurosas tratándose de nuestra aleatoria capacidad de visualización
porque ahí está, a mi entender, el nudo de la cuestión,
la visualización


nos entendemos con el lenguaje y sus componentes?
nos entendemos con imágenes?
nos entendemos con las imágenes que se desprenden de las palabras?


estará en la coincidencia de imágenes, la confluencia de la mutua comprensión?
será allí que se produce la bendita visualización?


una imagen sobre otra y el sonido de la coincidencia generan el cruce de las trayectorias,
un tema natural en nuestra mirada proyectual del planeta,
un momento relativo de variables absolutas
me entendés?, reclamamos, exclamamos!
como si las palabras fueran impotentes, recurrimos al lápiz de forma automática,
verborrágicos al fin, balbuciendo, intentando definir a como sea,
charlatanes del lápiz, buscamos iluminar la escena con nuestras manos
a la manera de un E.T. del barrio (será que alguien recuerda a E.T.?)
mucha gente tienta a aventurarse con el lápiz para dar explicaciones,
pero refugiados en un: ..."mirá que no sé dibujar"...,
y en consecuencia nos dejan poco margen de maniobra posible,

..."a falta de palabras, decime con trazos!"...
podríamos argüir un visualizame! de alta intensidad, aún a riesgo de sonar remilgados, o impotentes de palabra, casi gritando a viva voz, o, dibujando a viva ¿voz?
pero no hay escapatoria, por ahí anda la cuestión,
hay que darse a entender


si algún desprevenido, aún se pregunta para que hay que poder dibujar en este costado del mundo en el que corremos, aferre fuerte un buen HB y arrojese al mundo de las palabras dibujadas, éstas interminables imágenes que pueblan nuestros rincones oscuros o iluminados, que mas da? 


me entendés, o querés que te lo dibuje?


Gustavo Barbosa




video


dibujo: Ignacio Carbonari
video: trailer "E.T." de Steven Spielberg

sábado, 23 de julio de 2011

deformas

Formas, cuerpos, sonidos, pieles, basuras.


Vemos lo que tenemos por delante.
Miramos lo que podemos.
El resto es una ilusión.
Quizás nosotros también...




video


video: Philippe Genty  "Voyageurs Immobiles"

miércoles, 20 de julio de 2011

piel es































Hace poco escuchaba a un médico decir que el órgano más grande del cuerpo humano, 
es la piel.
Dentro del catálogo de órganos invisibles que llevamos dentro del propio cuerpo,
jamás hubiera acertado con semejante afirmación. La piel es un órgano?
El profesional en cuestión hablaba de una membrana interactiva que nos conecta con el exterior. Nos protege y nos relaciona. Tengo calor, transpiro. Tengo frío, se me cierran los poros.
Frena virus, bacterias, larvas, piojos y es absolutamente inútil si lo que te ataca es 
un mamut. Es nuestra coraza interactiva e inteligente.


No me alcanza esta definición tan científica. Es muy limitada. Voy por más.


La piel es una hoja en blanco. 
Nos la dan al nacer y en ella vamos registrando la eventualidad de nuestra vida.
Desde la suave y tersa piel de un bebé, hasta la increíble y apergaminada piel de un anciano,
nos toma una vida escribir nuestra historia.
Este es nuestro soporte para registrar el diario trajinar y los resultados aparecen a la vista.
De forma más o menos cruenta; prolija y metódicamente, dibujamos nuestra obra maestra,
nosotros mismos.








Ahora bien. Con que escribimos? Con que herramienta hacemos estos registros?
Hablo de autodibujarse, y no dibujar sobre otras pieles (mentes oscuras abstenerse)
Cuanto conocemos de nuestros rincones?
Dibujamos con emociones? Con golpes? Con afecto?
Como aprendemos estas extrañas técnicas de representación? 
Digitamos nuestras transformaciones, u operamos con cierto grado de no conciencia?
Dibujamos desde afuera como sobre un pergamino, o...desde adentro de nuestra humanidad?


Trazos, manchas, líneas, de que disponemos?
Y pienso en las cicatrices...notable momento de eclosión en nuestro territorio epidérmico.
Cicatrices de todo tipo, color y olor.
Cicatrices por aquel porrazo con el triciclo (hay triciclos aún?), de alguna que otra trincheta
asesina o cicatrices de amores...que más da, cicatrices al fin.
Hay dibujos indelebles, como tatuajes, y los hay livianos, que salen con una ducha.
Tatuajes, maquillajes, estigmas, son solo ejercicios de embellecimiento, especies de subtítulos sobreimpresos que no hablan de esta representación esencial 
de la que intento escribir.
Estamos muy cerca de nosotros mismos y se hace complejo este ejercicio extraño del dibujar.
Pero si hablo de cerca estoy definiendo una situación espacial. Cerca - lejos. Una posición que nos sitúa en una punto determinado, como los que habitualmente disponemos para encarar un proceso de representación. 
Claro, en este caso que traigo sobre la mesa (que mesa, dirán?), se desatan otros mecanismos que se empiezan a parecer a los que invoco permanentemente sobre el mirar una idea.  Complejos y distintos.
Si pudiéramos tomar conciencia de ésto, descubriríamos millones de texturas, poros, recortes de nuestra piel disponibles para ser impresionados, marcados, plegados, arrugados, en fin, dibujados.
Se dan cuenta que si esto es así, nuestra labor se transforma en una interminable red de trazos cotidianos?

Dibujarnos, delinearnos, construírnos, son partes de este apasionante ejercicio de vivir.
Cada tanto un espejo nos devuelve imágenes de nuestra labor.
Quizás, por momentos, nos sorprendemos. Quien sos?
Que hago con esta cara??


Saludos espejados
Gustavo Barbosa


video


Imágenes: Denis Rouvre, Dirk Dzimirsky (dibujo a lápiz!!), Tom  Hoops
Video: Jacques Derrida " Alguien encontró alguna vez un yo?"





domingo, 17 de julio de 2011

ha cer dos











La muerte genera reacciones ambivalentes.
Algo tan natural y concluyente convoca desde pánico hasta alivio, según el punto de vista
del usuario.
Si el que se muere sos vos, no queda demasiada constancia de comentario alguno,
salvo por la insistencia del señor Sueiro, que al final dejó cosas en el tintero y no nos enteramos del final del cuento. A donde nos vamos?
Misteriosa muerte...de tan natural insistimos en correrte, (no vaya a ser que repares en mí)
La parca nos sobrevuela todo el tiempo, pero nos hacemos los distraídos,
hasta el día que nos enfoca! Y ahí, patapufete!


Hay muertes tristes, hay muertes desoladoras, anodinas, anónimas, cruentas,
y hasta haciendo un esfuerzo de constricción, hay muertes alegres.
Si hacemos mayor esfuerzo aún, quizás haya muertes esperadas (Salud La Fraternidad)
Súbitas, lentísimas, absurdas, necesarias...quien se anima a calificarlas!
Todos calificativos que ponemos los de este lado, claro. Los del otro lado, que dirán?


El problema es el agujero. El que deja el que parte. Y te parte.
Algunos rápidamente rellenados con cualquier cosa o ser que tengamos a mano,
si es humano, mejor.
Otros, sostenidos a ultranza, por años. Recuerdo a mi abuela llorando a mi abuelo
eternamente, en ensayadas ceremonias que nos intrigaban fuertemente a nosotros, los nietos en cuestión.
El problema es el agujero... 


Los parientes, madres, padres, hijos, son muertos privados y no me voy a inmiscuir allí.
Pero hay otra clase de muertos, los públicos, que tienen la ventaja de que nos permiten regular ciertas emociones y cancherear en devaneos superados.
Lo que me llama la atención es la muerte de los artistas. En general seres que no conocemos
salvo por su obra, pero que llevamos con nosotros, casi sin saberlo.
Esos que nos alegran el alma, de a poquito, todos los días. Los que nos tocan fibras
que después quedan dando vueltas sin parar, así de sensibles.
Dejo el casillero libre para que pongas tu muerto entrañable, querido lector.


Yo voy a invocar al mío. Roberto Fontanarrosa, El Negro.(1944-2007)
Inolvidable relator de nuestra condición de habitantes de este país.
Un tipo como todos y para todos.
Inteligente y luminoso. Un tipo genial.
Como tantos otros humoristas argentinos.
De esos que quisieras que vivieran 327 años.
Uno se queda con ganas de más, y en pináculos de egoísmo, les pide todo a estos seres
increíbles. 


Nada que agregue tendría sentido, solo me gusta recordarlo de vez en cuando.
El martes se cumplen 4 años de la partida de este rosarino; no le pido nada, solo un:
Salud Negro!


Abrazos
Gustavo Barbosa







video




video: "Las malas palabras según Fontanarrosa" III Congreso de la Lengua Española

jueves, 14 de julio de 2011

hacer




Que extraña fuerza nos compele al hacer?
y uso el verbo compeler con premeditación,
porque quizás hay algo por fuera de nuestra capacidad de comprender que nos conmina
al hacer.
Si no, es difícil entender la desmesurada labor de muchos de nuestros
co-habitantes del planeta,

Seremos las herramientas de una energía superior?
o hacemos, en tren de emular lo que se constituye como nuestro mundo?


Hacemos o nos hacen hacer?


No importa demasiado, porque es maravilloso hacer, o mirar el hacer.
Nuestra profesión de diseñadores (arquitecto en mi caso) se nutre del hacer,
propio o ajeno, pero el escenario se construye de acciones tremendas de hacer.
Acá no hay digitalidad alguna, sólo manos y cuerpos en acción.
Es notable poder observar los mecanismos del hacer en una obra, por ejemplo.
Es un fenómeno instantáneo. Desde la pregunta que hacemos?, hasta la acción en sí,
pasan tiempos mínimos, sólo el necesario para desgranar una estrategia,
o preparar el campo de acción.
He cavilado por años sobre esta idea. Sólo la puedo explicar desde el comprender
que se ponen en juego otros mecanismos del pensar, que envidio con fruición.
La dificultad se mide con una vara que cuesta adquirir. Se hace lo que hay que hacer.
Y punto. Así la dificultad se transforma en estrategia y su consecuente acción.

Y la energía se despliega contagiosamente. Casi un cuerpo de danzas,
moviéndose al ritmo de una sinfonía de sonidos.
Trato de mirar estos procesos separados del concepto de trabajo.
Lo más cerca del arte posible. Por algo usamos el término: las reglas del arte,
para definir el parámetro del buen hacer.


En estos días en que algunas certeras palabras levantan marejadas en la gente bien,
vaya esta entrada pues, para los hacedores silenciosos, que tanto nos han enseñado;
esa gente que sabe lo que hace:
Don Manuel, Don Tomás, Humberto, Horacio, Franco, Ricardo....y sigue la lista


Con especial afecto
Gustavo Barbosa




video




video: "Cutting ice to snow" Efterklang
es un extracto del documental "In a dream", sobre la vida del artista Isaiah Zagar

domingo, 10 de julio de 2011

equil ibrio































































                                                                                                                                                                                        


Las búsquedas de otras formas de entender lo que nos rodea
tienen consecuencias extrañas. A veces incomprensibles.
En el mundo coexisten varias capas de realidad que se mueven todo el tiempo, lo que
pone a prueba nuestra capacidad de percepción a cada paso del camino.
A veces sumergidos en oscuras interioridades, taciturnos.
A veces expandidos en el derredor, lejos de preguntas difíciles. Donde está el equilibrio?
O mejor expresado, cuanto puede durar el equilibrio?


La búsqueda insaciable de un estado de sensibilización,
por momentos te deja demasiado desnudo y ligeramente expuesto frente a lo otro,
lo que no es vos. Darse cuenta de tamaña sensación te puede llevar a refugiarte 
debajo de capas y capas de impermeabilizantes gestos, y así, cual bola de pinball,
ir de un extremo al otro. Un poco espástico, de a ratos sensible, de a ratos de madera.
El equilibrio entonces, será el tema en cuestión?


La gente equilibrada es de cera, está muerta? O disimula?


Creo prudente sospechar de un equilibrado. Sabrán disculpar.
Salvo por algún que otro sabio, de esos que van quedando, ( salud Martínez! )
el resto, sostiene un status-quo básicamente sospechoso.
Claro, dirás, es más impune ser apenas equilibrado, por no decir, un 
des equilibrado. Ajetreado disparador de sorpresas sorprendentes
sostenedor de incógnitas y misterios para un mundo que está por ahí, por fuera,
al alcance de la mano, por no decir, ése que a veces, te quiere pegar!


Ser o ser lo que se debe ser?


Esa es la lucha cotidiana. Ser.
Ser ser
Un trabajo cotidiano, constante y recurrente.
Un trabajo para hacer para adentro o para afuera?
O no será que por ahí pasa la idea del equilibrio?
Por la fugacidad del entre
Eh?! ...no, ya pasó


Saludos desde una definición de diccionario
Gustavo Barbosa




video



imágenes: Bastien Lecouffe
          Anka Zuravleva
video: Peter Capusotto "Violencia Rivas"




jueves, 7 de julio de 2011

ra ros dos

video



Se me aparecen más de estos raros, queridos y entrañables, y acá
están, dispuestos a molestar, con sus rarezas y sus esquivas normalidades.
Como solemos pensar, gente que modela parte de lo que hacemos.


Gustavo Barbosa




video:"I dont wanna grow up" Tom Waits director: Jim Jarmusch
fotografías: Frank Zappa,Ignacio Carbonari,Tom Waits,Nina Simone,
             Marianne Faithfull,Antony Hegarty, y aquí abajo y     solitario, Antonin Artaud

lunes, 4 de julio de 2011

raro?


































me quedan resonando comentarios anteriores,
y para demostrar que ésto se construye entre todos,
hilvano algunas palabras


que es raro?
que es la gente rara?

el diccionario dice un montón de cosas,
más ligadas a algo distinto, que a algo necesariamente peor,
aquello que trae el significado popular peyorativo,
pareciera que raro implica un cierto temor a lo diferente,
a lo anormal, a lo que no es lo que se espera,
porque detrás de un raro aparece lo inesperado,
la sorpresa, y esto inevitablemente nos demanda un esfuerzo extra,
reaccionar

pero yo quiero pensar que al mundo lo mueven los raros,
aquellos que desdibujan los bordes, las fronteras, los estilos,
y la mar en coche,
esos que derriban puertas y muros, a veces con un precio exorbitante

un raro exaspera, pero también te puede movilizar,
con su originalidad, puede encender la tuya, la propia,
la que a veces escondemos por miedo al ridículo agazapado y tan consistente

cuando todo parece terminado, definido y congelado, siempre
existe la maravillosa idea de un raro empujando de abajo
para tirar todo el castillo de naipes y volver a empezar,
que de eso se trata
una y otra vez

quien cataloga a un raro de raro?
los que no lo son, los que miran alrededor para aventurar el primer paso,
con mucho cuidado, para sumarse a las de la ley,
a lo esperado
y en ese barco estamos casi todos, algunos buscando ser un poco nosotros mismos
como podemos,
las más de las veces agarrados de la mano con otros pares,
casi en silencio


recuerdo con claridad, las palabras de Moris, que allá a lo lejos decía:
"porque te supergusta hacerte el raro..."
y tenía tanta razón, no es lo mismo

algunos raros queridos?
























una lista que podría seguir, pero dejo abierta, querido lector
y nos dejo envolver por el canto de este otro hermoso y querido raro


abrazo
Gustavo Barbosa


video


fotografía: nanooG
fotografías:Rudolf Steiner, Luis Alberto Spinetta, Groucho Marx,
            Robert Fripp, Imre Makovecz, Laurie Anderson,
            Stanley Kubrick, Patti Smith, Enrique Symns,
            Peter Hammill, Diego Capusotto...
video: "Hope there´s someone" Antony and the Johnsons

sábado, 2 de julio de 2011

entre ga dos































me pregunto si
cada vez que pasamos por un acontecimiento tan vital como una entrega,
habremos ganado un espacio en nuestra vida o habremos consumido
un tiempo hacia otra cosa


es una duda de sábado a la mañana, que bien podría ser catalogada de inútil,
pero voy a insistir


es notable y emocionante verlos entregar,
este lado del planeta, nos permite esa mirada,
algunos felices,
algunos arruinados, pero felices,
algunos arruinados, sin conciencia alguna del espacio, o del tiempo,
algunos indiferentes,
algunos seguros, casi soberbios,
algunos herméticos, encerrados en pensamientos recónditos,
algunos hermosos,
algunos estropeados, y sin posibilidad de recuperación alguna,
algunos buscando la fisura para zafar, como sea:
perdí la carpeta, no pude venir, no sabía que era la entrega,
no sabía, no pude, no estoy...


usé más arriba la palabra emocionante,
y es la mejor que encuentro,
es así, una fracción de segundo entre los dos actores principales de esta pieza,
el que aprende y el que enseña,


una fracción de segundo en el que todo cambia
y se hace visible el crecimiento, aparece la emoción,
y estamos en otro lado,
es lo maravilloso de estas carreras,
nos hacemos formas por un momento


fantástico, es fantástico...


abrazos a todos
Gustavo Barbosa


fotografía: Elene Usdin