viernes, 30 de septiembre de 2011

escurriendo bordes



























Merodear los bordes tiene altos riesgos.
Un día de confiado nomas, te pasas del otro lado,
y entonces, que se puede hacer?


1. Volver amedrentado
2. Entrar en pánico
3. Disimular
4. Correr el borde y seguir merodeando
5. Disfrutar/ gozar/ aplaudir


Para que sirve Dibujo? Para que se enseña a dibujar? Para que el para que?
Han tratado de ampliar mi concepción, pero yo de terco inveterado, 
trato de ubicar a esta materia en lugares de riesgo.
Entre la especificidad de lo técnico, entre la necesidad de respuestas de los diseños,
entre el orden de las ciencias duras, entre la necesidad de expresar, entre la forma como herramienta, entre la nada y la eternidad.
Entre toda esta inestable trama, podemos vislumbrar siempre que hay más.
Y que hay lugar para todos, mas o menos rígidos, mas o menos confiados, 
mas o menos concientes. 


Como dibujo algo que se mueve?
Como está pasando ésto?
Como meto todo ésto en un dibujo?


Estas preguntas y tantas otras, se instalan y no se van nunca más. 
Algunos las harán en voz baja, las negarán, las harán a viva voz, las sufrirán,
o las llevarán guardadas en oscuros rincones. Pero si meten la mano hasta el fondo,
allí van a estar, listas y dispuestas. 
Dispuestas a joder.


La experiencia de esta semana tiene algo especialmente conmovedor.
Mucho hablamos del cuerpo, sus formas y su implicancia 
en nuestro mundo de hacedores de proyectos. La aparición de estos bellísimos cuerpos
en nuestros talleres, materializó las formas del afecto al que incansablemente
intentamos convocar.
Nosotros, ellos, la música y los dibujos. Una imagen simple. 
Una imagen fantástica. 


Formas en movimiento.
Afecto en movimiento.
Esto también es Dibujo


Gustavo Barbosa









fotografías: Lucía Stagni
bailarines: Ladis Victoria Osorio Samaniego, Guido Bonacossa
músicos en el taller: Juan D´Ambra, Jerónimo Correa
imagen: Ignacio Carbonari
video: Gotye/ Kimbra "Somebody that I used to know"
(gracias Jade!)

sábado, 24 de septiembre de 2011

el otro yo





















Este espacio de a poco se ha constituido en un lugar de preguntas.


De todo tipo. Bobas, simples, imposibles, complicadísimas, ridículas, inoperantes,
ingenuas, tramposas y...
Sin respuesta la mayoría. Solo un espacio de construcción de preguntas sin respuestas.
Así sin más. Por que apenas tienen respuesta, se mueren. Y nos quedamos sin nada.
Solo con respuestas aburridas e inservibles.
Prefiero el rumor de cabildeos distantes. De segundos de atención. Breves.
De preguntas con preguntas. De más y más.


Por momentos me pregunto ( otra vez?) si este proceso genera un espacio entre uno y uno.
Trato de explicar (solo trato).
El lugar de la pregunta. El intervalo entre la pregunta y la no respuesta. Quien o quienes lo ocupan?
Traten de ver esta imagen. Cuando me pregunto detengo todo por milisegundos. Efímero.
Después todo sigue, pero en ese micro tiempo, en el mío, en el tuyo, en el de tantos, como nos reconocemos? Como reconocemos al otro. Al otro prójimo y al otro yo?
Raro. 
Fracciones de tiempo en las que todo se detiene y podemos mirar:
las preguntas flotando
el otro
el otro yo
el otro de mi mismo haciendo preguntas
Imperceptible momento, si no estás mirando de costado. Soslayando.
Esto tan extraño que apenas entiendo yo, se traslada a nuestros talleres y genera:
otros alumnos
otros docentes
otras preguntas
y una enorme cantidad de ejercicios del absurdo


Entrecierren los ojos y mírense/ nos. Somos todos a la vez.
El otro y el otro yo.


Como todo, hoy llegó a mi este texto que reproduzco, porque me dejó así.
Mirando todo a la vez.


..."Pero no habíamos dicho que la realidad es dura, inflexible y lógica? Así lo dicen los devotos de la ciencia. Pero a mi nadie me saca la sospecha de que los arboles no obstante piensan y sienten. Porque ¿ que es la ciencia? No es más que un invento de los débiles que siempre necesitan una dura realidad ante si, llena de fórmulas matemáticas y deberes impuestos, solo porque tienen miedo de que un árbol los salude alguna mañana cuando van al trabajo.
Un árbol que dialoga sería una puerta abierta al espanto y nosotros queremos estar tranquilos y dialogar con nuestros prójimos y nadie más"...


                                                                                                 Rodolfo Kusch 1922/ 1979
Saludos a todos.
Los unos y los otros.


Gustavo Barbosa








fotografía: nanooG
video: Tony Bennett y Lady Gaga "The Lady is a Tramp"


la última pregunta por hoy, Tony Bennett no querrá ser mi papá?


jueves, 22 de septiembre de 2011

ir y venir




Nómades, trashumantes, viajeros, que somos?
De casa al trabajo, del trabajo a casa, dice el manual del buen ciudadano.
De casa al trabajo. Hay que moverse.
Hay que transitar, de acá para allá, sin parar.


Cuando vamos? Cuando volvemos?
Nos movemos de lugar? Eso será moverse? Ir de un lugar a otro?


No hablo de grandes viajes, hablo de lo de todos los días
Lo cotidiano está teñido de movimiento.
La ciudad parece tratar de impedirlo. Monstruos como Bs. As. crean seres intermitentes.
Una imagen algo extraña. Pero miren las caras de la gente en el subte, el bondi,
en autos, trenes. Cara de? Después sigo. Estoy viajando. No te me acerques. No estoy.
Estoy durmiendo. No soy yo.
Cuantas horas por día no somos? Una , dos, seis?
Nos desplegamos en casa, en el trabajo, en el aula.
Nos replegamos mientras vamos.
Y me vuelvo a preguntar, obsesivamente. Vamos o volvemos?


Para ir o volver hace falta el destino. Un lugar.
Montados en el devenir los lugares se desvanecen. Se parecen a fantasmas.
Van mutando al ritmo de nuestras propias mutaciones.
Seremos nosotros mismos el lugar? El lugar de nuestros lugares?
Es un buen lugar para pensar.
No puedo pensar estando quieto. Sentado en el tablero, frente a la máquina.
Pienso cuando voy. Y a veces cuando vuelvo.
Pero aún así, a pesar de lo que digo, parece que el lugar importa.
Nos da identidad, forma, color. Somos mejores en un lugar.
Un lugar.


Esperen, ahora vuelvo.
No, no me voy, ya estoy.


Gustavo Barbosa
para los que lo encontraron






video:fragmento final de "Un lugar en el mundo"
de Adolfo Aristarain 1992


para el que le interese, en el enlace está la película completa:

http://www.youtube.com/watch?v=uJIx3OaWCmk



miércoles, 21 de septiembre de 2011

oda alérgica

Rep

felíz día estudiantes queridos!
Gustavo Barbosa

sábado, 17 de septiembre de 2011

imagen sobre imagen













































Imágenes...
De donde vienen? 
La letra del tema "Frame by frame", del disco Discipline (1980), de la banda King Crimson, 
dice en una parte de su letra:
..." marco tras marco, ahogado en tu brazo, análisis"...(cuestionable traducción)
y me parece apropiado traerlo hoy, aquí, ahora.


Parece necesario entender/se. Parece la parte de nuestra acción.
Enseñar, aprender.
Dar, tomar.
Transmitir, recibir.
Pensar, reconstituir. Procesar.


Observo con detenimiento esos momentos de la acción.
Tratamos de transmitir un concepto y esperamos/anhelamos que sea recibido.
Bien recibido.
Pero, cuando/como ocurre tamaño proceso?


Puede ser una transmisión lineal. Un concepto indeformable.
Una verdad universal. Un conocimiento irrefutable.
O puede ser solo una idea nebulosa, opaca, como dice Merleau-Ponty,
una vaga aproximación, pero a la vez, una contundente metáfora.
Tratamos de transmitir conceptos, que construyan imágenes, que transfieran conceptos.


Creo percibir que si logro transmitir una imagen para generar una nueva imagen con mis dichos,
en la superposición exacta de ambas, se produce la cópula que las multiplica.
Es una mirada sesgada, una visión tangencial. Es parecido a vislumbrar.
Y confiar. 
A veces los delata el gesto. A veces no.
A veces lo pueden decir. A veces no.
A veces nos vamos envueltos en risas. A veces no.
Pero es notable el tránsito en común.
Fugaz, sutil, delicioso.
Las imágenes van y vienen. El aire se llena de ellas. Nosotros también.


Imagen sobre imagen. Mano sobre mano. Sonrisa sobre sonrisa.
Tanto.





Grandes abrazos
Gustavo Barbosa


imagen: Zhang Xiao Bai 
video: "Frame by frame" King Crimson /Formación de doble trío, Robert Fripp (guitarra), Tony Levin (stick), Trey Gunn (stick), Pat Mastelotto (batería), Bill Bruford (batería), Adrian Belew (guitarra, voz)

sábado, 10 de septiembre de 2011

el cuerpo, la idea y la palabra

























Es palpable el silencio después de una clase.
Es frágil pero consistente. El menor movimiento concita la atención de miles de imágenes, 
que vuelven a construir palabras, que llenan el frágil espacio del silencio.
Podemos empeñarnos en silenciarnos. Podemos contener la respiración.
O podemos dejar entrar de a poco ese nuevo momento... y que actúe.


Que se dijo? Que no se dijo?
Podría haber dicho? No pude, pero hubiera o hubiese podido.
Uno trata de mirarse, recordar lo dicho, palabra por palabra,
incluyendo las no dichas, las que se quedaron flotando vaya uno a saber donde.
Pero, y el cuerpo? Que dijo el cuerpo, los cuerpos?
Como vuelven las palabras después de ser escuchadas?
Que dice el cuerpo del escuchante?, si me permiten el neologismo.
Escuchan? Duermen? Se van?


Si el tema es el cuerpo, se dice con el cuerpo?
En esto también pesa nuestra extraña dimensión. La del que se empeña
en imaginar. En soñar empecinadamente en algo que aún no está.
En dar forma a una difusa y huidiza idea. Forma concreta. Palpable.


Siempre pensé que una idea proyectual, esas nuestras, tan difíciles de explicar
al resto de los mortales, empieza por algún rincón de nuestro cerebro y 
rápidamente se desparrama por el cuerpo. Por venas, huesos, panzas y demás partes de eso que llevamos puesto, el cuerpo humano, en este caso, el nuestro.
Escurridizas ideas, comienzan un extraño periplo corporal que hay que aprender a escuchar.
Los adalides de las metodologías proyectuales estarían haciendo cola para pegarme
por lo que escribo, pero francamente poco me importa.
Después todo vuelve al cerebro donde largas y por momentos frustrantes / tediosas horas,
darán forma lógica y posible a nuestros primeros pensares.
Pero, entre nosotros, quien nos quita lo bailado?!


Saludos cercanos a las tripas.
Gustavo Barbosa








fotografía: Mecuro Cotto
video: "Oscuridad, luz, oscuridad"  Jan Svankmajer 1989


Gracias Chile!!



el final de las tierras





Philippe Genty      "Lands end"  3° parte

la vi delante de casa


un día






jueves, 1 de septiembre de 2011

hiperviviendo






























Podría preguntar me como se vive la vida?
pero me llevaría una vida contestar a semejante pregunta casi ridícula,
porque las preguntas vienen, con suerte, arrimadas después de los hechos,
no antes.
Los filósofos quizás puedan hacer ese ejercicio: Pensar la vida.
El resto de los mortales, vamos siendo.


La actualidad me trae pues esta imagen del concepto de hipervida,
quizás la contracara de sobrevivir, de la sobrevida.


El exceso:
hiperconectado
hiperinformado
hiperalimentado
hiperpoblado
hipermedicado
hiperproducido
hiperseguro


Noticias que nos aterran, dimensiones que nos exceden, 
que condicionan estados de ánimo, 
digitan el sentimiento que hoytengoquesentir, 
un universo sobredimensionado que modela y define algunas sensaciones muy parecidas al ser caspa, quiero decir, sentirse una caspa, un residuo que se lleva el viento.
Claro, uno podría decidir correrse de esta vorágine, pero ese no es el tema.
Cada uno sabrá.


La duda que me asalta es, si desde el lugar de diseñadores,
podemos/queremos/debemos contribuir a esta marejada del exceso?
Pasa por nuestras manos la responsabilidad de proyectar el futuro,
entonces, que ciudades imaginamos, que espacios, que objetos, que medios?
Nos dejamos llevar en las capas de caspa o defendemos las alternativas?
Somos parte de la ideación de un mundo paralelo e hiperrealista,
o nos centramos en nuestros territorios de carne y hueso?


Nosotros hacemos. Eso nos diferencia.
Hagamos bien!


Gustavo Barbosa


video

fotografía: Denis Rouvre
video:  fragmento de "Blade runner" de Ridley Scott 1982